1. Atahualpa Yupanqui - Tierra Querida [estilo zamba argentina]

    "Lunas me vieron por esos cerros, y en las llanuras anochecidas, buscando el alma de tus paisajes para cantarte, tierra querida."

     
     
  2. La lora proletaria by Jorge Velosa (this version sung by Enrique Ballesté) is a Colombian folk protest song from the 1970s condemning exploitation and state repression. The song revolves around a “working-class parrot” that attempts to instigate rebellion by telling people that, united, they can defeat their oppressors. The military kills the parrot for its subversion, and the parrot dies repeating the phrase “why do you let yourselves be screwed over?”

    There was once a parrot,
    and that parrot said to me
    "are they still screwing you over?"
    and I said “yes, still.”

    That parrot said to me,
    "why do you let them do it?
    if you come together to fight them,
    nobody can stop you.”



    Someone who heard the shots
    said that it was a soldier
    one of the ones they are paying
    to come and kill us

    And the parrot, seeing itself injured,
    said to the soldier
    "If you are one of the people,
    why are you on the other side?”

     
     
  3. Ana y Jaime, música folklórica colombiana con conciencia critica.

     
  4. Marta Gómez de Colombia canta a Federico García Lorca en su álbum El corazón y el sombrero.

    ¡Ay qué trabajo me cuesta 
    quererte como te quiero! 

    Por tu amor me duele el aire, 
    el corazón 
    y el sombrero. 

    ¿Quién me compraría a mí 
    este cintillo que tengo 
    y esta tristeza de hilo 
    blanco, para hacer pañuelos? 

    ¡Ay qué trabajo me cuesta 
    quererte como te quiero!

     
     
  5. Marta Gómez, Casida de las palomas oscuras en vivo en Nueva York, 2011

    If you’re really into Lila Downs, Julieta Venegas, Francisca Valenzuela, etc. I think you’ll really dig Marta.

     
     
  6. Chacarera a Mario Roberto Santucho

    A song by Argentine folklorist Peteco Carabajal dedicated to the martyred leader of the Revolutionary Workers’ Party and the People’s Revolutionary Army (PRT & ERP), Mario Roberto Santucho, who was killed by state forces in 1976. This video was recorded on the 40th anniversary of the Massacre at Trelew (1972), in which 16 imprisoned leftists—including members of Santucho’s ERP—were murdered after their escape attempt was thwarted.

    “Amor revolucionario, pasión que no se detiene, la mística, la bandera y la lucha regresan siempre”

    Hermosísima!

     
     

  7. My favorite song of the past couple of weeks, from the pampas of Argentina.

    quien vive, la patria, gente, paisanos
    quien vive, sus hijos, los americanos
    quien vive, la patria, gente, paisanos
    quien vive, sus hijos, los americanos

    atención militares, que voy a mandar
    armas al hombro, cuadrar y marchar
    por el flanco derecho, paso regular
    por el flanco derecho, paso regular
    protección por la izquierda, por la derecha
    arrimen los cañones, prendan la mecha
    que el enemigo viene abriendo brecha
    que el enemigo viene abriendo brecha

     
  8. Jacinto Cenobio - Guadalupe Pineda

    Una canción de Francisco Madrigal dedicada a todos los campesinos que se han ido de sus tierras buscando fortuna en las ciudades.

    En la capital lo hallé en un mercado 
    con su mecapal descargando un carro 
    Le dije “padrino lo andaba buscando”
    se echó un trago’e vino y se quedó pensando 

    Me dijo “un favor vo’a pedirle ahijado 
    que a naiden le cuente que me ha encontrado 
    Que yo ya no quiero volver pa´llá 
    al fin ya no tengo ni ónde llegar 

    Murió tu madrina la Trenida’ 
    los hijos crecieron y ónde están 
    Perdí la cosecha quemé el jacal 
    sin lo que más quero nada es igual 

    Sin lo que más quiero que más me da 
    cobija y sombrero serán mi hogar 
    Por eso mi ahijado regrese en paz 
    y a naiden le cuente que estoy acá” 

    Quedamos de acuerdo lo dejé tomando 
    yo encendí un recuerdo y me lo fui fumando 

    Me pareció verlo en su verde monte 
    sonriéndole al viento y al horizonte 
    Haciendo una mueca pa´ ver pasar 
    la mancha de garzas rumbo al palmar 

    Jacinto Cenobio, Jacinto Adán 
    si en tu paraíso solo había paz 
    Yo no sé que culpa quieres pagar 
    aquí en el infierno de la ciudad

     
     
  9. Yo quiero un rancho tener - Lucía Ceresani

    Yo quiero un rancho tener clavao en medio del llano,
    como un nido soberano, como un altar de placer.
    Que nunca pueda caer, hecho de fuertes horcones,
    con dos aleros o alones y que visto a plena luz,
    se parezca  a un avestruz que esconde los charabones.

    Tener allí para andar un pingo atao a una estaca,
    donde no falte una vaca para poder ordeñar.
    Ovejas para carnear, unos güeyes aradores,
    amapolas y otras flores y un chajá de vigilante,
    un gallo para que cante sus desafíos y amores.

    También en el corredor como adornos naturales,
    habrán lazos y bozales, boleadoras, maneador.
    Una chaira, un arreador, y metida en la solera
    no faltará la tijera que sirva para tusar,
    una pala de puntear y un arado de mancera.

    Cuando el silencio campero que sucede a la mañana,
    me despierten con su diana el chingolo y el hornero.
    Donde el alerta del tero que viene del cañadón,
    sea así como el botón o broche de oro cerrando,
    este cantar que flotando encuentro en el diapasón.

     
     
  10. Arado y guitarra - Lucía Ceresani (música al estilo triunfo argentino)

    Mi padre vivió en la paz, la guerra no le gustaba
    fue capitán de la espiga, vieran que lindo que araba
    Con una lanza guitarra a mi padre le alcanzaba
    en las tardes de domingo con los recuerdos peleaba

    Arado y guitarra empuña quien canta cuando trabaja

    Si es cierto que Tata Dios tiene en el cielo otra Pampa
    debe andar junto a mi padre arando de madrugada
    El me enseñó que la paz con el trabajo se gana
    Los surcos reclaman brazos para ganar la batalla

    Arado y guitarra empuña quien canta cuando trabaja

     
     
  11. Soledad Bravo | Violín de Becho | Soledad, Vol. 4 | 1972

    He aquí una rola lindísima escrita por el gran cantautor uruguayo, Alfredo Zitarrosa.

     
     
  12. El gran Alí Primera, tras los años.

     
  13. El Lago, el Puerto, y la Gente | Alí Primera y José Montecano | Por si no lo Sabía | 1985

    "Pero yo soñé que un día el corazón del zuliano latía por salvar el lago, es decir su propia vida, porque sin lago no hay puerto, ni gente de Maracaibo."
    "But I dreamt that one day the heart of the Zulian would beat for the salvation of the lake, that is to say, the salvation of his own life, because without the lake there can be no port, nor could there be a people of Maracaibo."

    Venezuelan songwriter, singer, and musician Alí Primera wrote this song, whose title translates to The Lake, the Port, and the People, shortly before his tragic death by car accident in 1985. He was unable to finish recording it, so you’ll notice that the singer changes about 1/3 of the way through the song: in the beginning you will hear Alí, while the latter part is sung by his half-brother, José Montecano.

    The song talks about Lake Maracaibo, which is a bay in the northwest of Venezuela. It is the epicenter of the country’s crude oil reserves, and as such is threatened by environmental degradation. Alí makes an appeal to the people of Zulia—the state with dominion over the bay—to save Lake Maracaibo, because without it there is no port, nor could there be a “people of Maracaibo.” I believe that this is classified as a gaita zuliana, but I could very well be wrong.

    Here are the lyrics, with a couple links of interest. Enjoy!

    El lago de Maracaibo tiene una historia bonita,
    escrita por los cañones de la escuadra de Padilla,
    y cuando lavó la cara virginal de la Chinita,
    hizo de aguas corazón y una canción cristalina,
    hizo de aguas corazón y una canción cristalina

    Y esa canción olvidaron, con el tiempo encementaron
    sus arenas benditas, pero aunque no vuelva al charco
    el lago de Maracaibo tiene una historia bonita,
    el lago de Maracaibo tiene una historia bonita

    La gente de Maracaibo tiene una historia bonita
    tal vez no sea huevo chimbo pero sin embargo es dulce
    en la canción de Cheboche que cuando canta de noche
    sin importarle que llueva o si la voz no le alcanza
    si se muere la esperanza lucha y se inventa una nueva,
    si se muere la esperanza lucha y se inventa una nueva

    Pero yo soñé que un día el corazón del zuliano
    latía por salvar el lago es decir su propia vida
    porque sin lago no hay puerto ni gente de Maracaibo
    porque sin lago no hay puerto ni gente de Maracaibo

    El puerto de Maracaibo tiene una historia bonita,
    y abrazada con el lago resiste y la deja escrita,
    y el gaitero la recoge para salvarle la vida,
    y aunque no le dé su amor el maracaibero de hoy
    prefiere lanzarla al sol pa’ que se queme enterita

    Pero yo espero que un día el pueblo de Maracaibo
    se una por salvar el lago en nombre de la Chinita
    porque sin lago no hay puerto ni gente de Maracaibo
    porque sin lago no hay puerto ni gente de Maracaibo

     
     
  14. Contemporary Chilean folk musician, Pascuala Ilabaca.

    I need to meet a woman who plays accordion. Ay dios mio. *swoon*

     
  15. CANCION: La Balada de Ho Chi Minh
    INTERPRETACION: Rolando Alarcón
    ALBUM: El Mundo Folklórico de Rolando Alarcón [1969]
    GENERO: Nueva Canción Chilena

    Feliz cumpleaños, Ho Chi Minh! Here’s the original English-language version of the song, if you’d prefer, written by Ewan MacColl, or a Vietnamese version here.

    Más allá, donde el sol levanta,
    en la tierra y en el golfín,
    vive el padre del pueblo de Indochina,
    un pueblo que lucha junto a Ho Chi Minh.

    Ho, Ho, Ho, Ho Chi Minh,
    Ho, Ho, Ho, Ho Chi Minh.

    En Saigón la montaña ruge
    y los valles en silencio están
    porque el joven y el viejo campesino
    luchan por la libertad para su Vietnam.

    Ho Chi Minh era un marinero
    que una tarde regresó feliz
    y encontró que su pueblo estaba triste;
    triste no era la esperanza de Ho Chi Minh.

    Ho Chi Minh se fue a la montaña
    y su pueblo también marchó
    y soñaba que su tierra era libre,
    contra el enemigo y contra el invasor.

    Y creció como un mar gigante
    cien y miles junto a Ho Chi Minh.
    Florecían soldados para el pueblo,
    para dar la libertad, para el Viet Minh.

    "Libertad" gritan las banderas
    y en la selva se oye una canción:
    es el pueblo que marcha a la victoria,
    paz y libertad serán para el Vietnam.